“No hay más ley que la del respeto”.

Esta frase De Cyrano podría dar lugar a distintas interpretaciones, tal vez. Para nosotros es la ley universal, la ley a enseñar desde la infancia: el respeto a uno mismo para respetar también a los demás seres con los que vamos a coincidir y convivir a lo largo de nuestra trayectoria vital.

En esta línea De Cyrano se ha encontrado con una iniciativa ilusionante: La editorial emonautas. Desde este blog os animamos a curiosear su web y leer sus cuentos. Igual pensáis al verlos que son sólo para niños. Nuestro niño interior, el que todos los adultos conservamos (ignorándolo inconsciente o deliberadamente en muchos casos), va a disfrutar de su lectura, y va a aprender a entender sus emociones, a respetarlas y a ser feliz. ¿No es de lo que se trata, al fin y al cabo?